GALLUZZO FOOT & ANKLE CLINIC

Talalgia / Síndrome de espolón calcáneo
Tratamientos y alternativas para la fascitis plantar

La talalgia (dolor en el talón) o el síndrome de espolón calcáneo es por lo general el resultado de varios factores. Uno de estos factores tiene que ver con un problema mecánico en el alineamiento del pie. En la base del pie se encuentra una banda fuerte de tejido fibroso conocida como fascia plantar. La fascia plantar se inserta en el hueso del talón y se extiende a lo largo de la base del pie. El espolón calcáneo no siempre está asociado con la inflamación de la fascia plantar.
   

Cuando un pie presenta un alineamiento defectuoso de tipo mecánico, esta banda de tejido recibe demasiada tracción lo que provoca síntomas de inflamación y dolor. A esto se le conoce como fascitis plantar. Otro de los factores que contribuyen al dolor en el talón, puede ser la degeneración de la almohadilla grasa que se vuelve cada vez más fina a medida que envejecemos. Un tercer factor puede ser una inflamación crónica de la fascia misma. El dolor en el talón también puede atribuirse a artritis inflamatoria, gota, infección, lesión o trastorno nervioso, patologías tumorales y trastornos de colágeno. El tamaño del espolón calcáneo no siempre guarda correlación con la cantidad de dolor. El dolor en el talón tiende a ser peor en las mañanas, cuando se dan los primeros pasos, o luego de períodos prolongados de reposo. Si la condición se intensifica, el talón puede llegar a doler aun cuando la persona reposa.

TRATAMIENTO CONSERVADOR
En algunos pacientes existe la posibilidad de que el dolor desaparezca. Sin embargo, en la mayoría de los casos, mientras más se demore el paciente en buscar ayuda médica, más crónica se volverá la condición. El cuidado conservador ofrecido en la mayor parte de los casos incluye:

  • Modificaciones en el calzado
  • Medicamentos, (antiinflamatorios y analgésicos)
  • Inyecciones
  • Férula nocturna para la fascitis plantar
  • Terapia física, (“whirlpool”, ultrasonido, estimulación eléctrica)
  • Ortesis funcional
  • Terapia por onda de choque para la talalgia (dolor de talón) - el margen de éxito del tratamiento individual es igual o mayor que el de la intervención quirúrgica
  • Las técnicas de vendaje y acojinamiento pueden lograr que el dolor alcance un nivel más tolerable. Sin embargo, si el dolor y la incomodidad persisten luego de haber tratado las medidas conservadoras, es recomendable la intervención quirúrgica.


En la mayoría de los casos, la talalgia (dolor de talón) se alivia sin necesidad de intervención quirúrgica.

Fasciotomía Plantar Endoscópica

La fasciotomía plantar endoscópica es el método más innovador para manejar la talagia (dolor en el talón), para la corrección del síndrome de espolón calcáneo y para la fascitis plantar. Esta cirugía tiene un índice de éxito que fluctúa entre un 50% y un 97%. Este nuevo procedimiento permite que el período de recuperación sea más corto y la reincorporación a las actividades normales sea más rápida. Se recomienda carga completa del peso corporal inmediatamente después del procedimiento. Esta cirugía es de carácter ambulatorio. Durante el procedimiento se utiliza una instrumentación especializada. El cirujano inserta fibras ópticas mediante dos pequeñas incisiones en el pie, que le permiten visualizar directamente la estructura del pie en un monitor. Una vez se examina la banda de la fascia plantar, se hace una valoración y por último se libera la misma. Puede que se recomienden otros tipos de intervenciones quirúrgicas, según sea el caso individual del paciente.

 

¿Por qué es diferente este procedimiento?
El espolón óseo es el resultado de una irritación e inflamación crónicas, donde la fascia que está adherida al hueso del talón ejerce tracción durante un período prolongado de tiempo. El espolón es el resultado de esta irritación extendida y no la verdadera causa de la talalgia.
Al realizar una fasciotomía plantar endoscópica no es necesario remover el espolón calcáneo para aliviar el dolor. Se hace una pequeña incisión en la porción afectada de la fascia para liberar la tensión (tracción). La mayoría de los pacientes puede reincorporase a sus funciones laborales luego de una semana y volver a su ritmo de vida normal luego de un mes. Otro atractivo que ofrece este procedimiento es el hecho de que muchos pacientes pueden usar sus propios zapatos tres días después de haberse realizado el procedimiento.
El perído de recuperación puede variar en cada paciente; todo dependerá de su edad y de su nivel de actividad. El Dr. Galluzo y el Dr. Rodríguez cuentan con una certificación en Fasciotomía Plantar Endoscópica (EPF, por sus siglas en inglés), obtenida mediante adiestramientos extensos y cursos interactivos (“hands-on”) de disección quirúrgica.

¿Cuáles con los riesgos y las complicaciones?
Este procedimiento innovador presenta menos riesgos que los presentados por los tratamientos que se ofrecían anteriormente. Ningún procedimiento o cirugía está libre de riesgos, y no hay garantías en cuanto al éxito del procedimiento. Los riesgos postoperatorios son: recuperación tardía, infección, dolor en el área del arco y un posible adormecimiento en los puntos de incisión. Afortunadamente, la mayor parte de las complicaciones quirúrgicas pueden resolverse mediante tratamientos y cuidados de seguimiento ofrecidos por el cirujano.

¿Es usted un candidato para este procedimiento quirúrgico?
Si usted no ha obtenido alivio mediante tratamientos conservadores, puede entonces beneficiarse del procedimiento de Fasciotomía Plantar Endoscópica. Una evaluación completa hecha por su médico puede ayudarlo a determinar si este tipo de intervención es apropiado para usted.

Puede comunicarse con el Dr. A.J. Galluzzo:
Rockford, IL - Tel: (815) 633-3050
Chicago, IL -Tel: (312) 944-2929

 


[Inicio] [Reconstrucción del pie plano] [Terapia por onda de choque] [Niños(as)] [Pie] [Neuromas]
[Talalgia (dolor de talón)] [Ortótica] [Dedos en martillo] [Bunios] [Cirugía del tobillo] [Artritis]
[Diabetes] [Seguros] [Horas de oficina] [Contáctenos]